Errores y lesiones más frecuentes de entrenar en casa

Toma precauciones para evitar los peligros de los entrenamientos confinados.
El deporte es parte de tu vida y el confinamiento no te impide seguir en activo. Has tenido que sobreponerte a la frustración de no poder disfrutar de la bici al aire libre, pero la gravedad de la situación te ha llevado a relativizarlo, aceptarlo y centrarte en buscar las mejores opciones a tu alcance. En un tiempo donde la adaptación es prioritaria, el rodillo y los entrenamientos online a través de app, webs y redes sociales se han convertido en grandes protagonistas. ¡Nunca antes una guía, un tutorial o un directo habían sido una fuente de motivación tan poderosa!

Entrenar con sentido común
Esto no tiene que parar y que sigas en activo es maravilloso. Sin embargo, no todo es positivo. Encerradas en casa son muchas las personas que se han lanzado a la actividad física de forma frenética, a los retos desproporcionados, a las sesiones de disciplinas nunca antes practicadas…. Y cuando el sentido común deja de ser el motor, ¡aparecen los problemas!
Errores más frecuentes
  1. Sobreentrenamiento.
  2. Obviar el calentamiento antes de la actividad física.
  3. No estirar tras finalizar el entrenamiento.
  4. Realizar sesiones de alta intensidad.
  5. No establecer rutinas.
  6. No respetar los tiempos de descanso.
  7. Restar importancia a la planificación de la nutrición y la hidratación.
  8. Mala ejecución de ejercicios.
  9. No usar el material adecuado, aunque sea el básico.
  10.  Hacer sesiones sin asesoramiento o guiados por personas no cualificadas.
Mussara
Mussara
Lesiones y estrés emocional
Aunque los primeros días no éramos conscientes de ello, con el paso de las semanas las lesiones más habituales que provoca el entrenamiento en cuarentena ya están identificadas. Todas ellas son consecuencia de los errores anteriormente mencionados y al hecho de tratar de completar entrenamientos imposibles en los espacios reducidos que nos permiten nuestros hogares.

A esto se suma el estrés emocional, que está haciendo su aparición asociado al cansancio que te impide rendir como antes, al esfuerzo excesivo o a no poder completar rutinas que ves que otros sí pueden hacer.

  • Dolores musculares. Provocados por la mala ejecución de los ejercicios por falta de técnica. Los dolores más frecuentes son las lumbalgias y las molestias en el cuello.
  • Sobrecargas musculares. Las causas básicas son el sobreentrenamiento y la falta de descanso. También se producen roturas fibrilares por no calentar o por adentrarse en disciplinas desconocidas siguiendo videos o sesiones impersonales y sin el asesoramiento o supervisión adecuados.
  • Tendinopatías. ¡Mucho cuidado con la fascitis plantar! Sin olvidar las tendinitis rotulianas y aquileas. Y es que querer hacer mucho en poco espacio trae problemas: bloqueo de tobillos, torsión de rodillas, giros forzados…
  • Traumatismos. Caídas, resbalones, golpes,… Hay que ser conscientes de dónde nos estamos ejercitando y con qué material para disminuir los riesgos.
  • Lesiones articulares de rodilla y tobillo. 
Mussara
Quédate en casa y haz deporte con responsabilidad
Llegados a este punto ya sabes que no saldrás del confinamiento con el mismo estado de forma que antes de que la pandemia de la Covid-19 se apoderara de todo. No obstante, hacer deporte es inmensamente positivo para tu salud física y mental. Seguir practicándolo es una recomendación en la que todos coincidimos.

¡Solo con una premisa! Responsabilidad y sentido común. Actividad física moderada, adaptada a tu nivel, respetando el descanso, usando de forma conveniente tanto el espacio como el material,… Todo acompañado de una alimentación equilibrada y hábitos de vida saludable.